jueves, 23 de julio de 2015

Práctica zazen y sentir Qi

Mi práctica integra con la intimidad de la esencia. 
Tomo consciencia de lo que fluye, de lo que se estanca.
De los recorridos de la energía entre las cosas y los seres.
Solo existe este instante, no se espera algún otro. 
De observador a observado en un ir y venir, sin preguntar, sin razonar.
En la observación se manifiesta como estar en quietud, 
como moverse, cuando hablar, cuando callar. 
Me uno a la corriente del Qi, que es vía, que es vacío, uno en todo, 
todo en uno. Vacío completo, plenitud en vacío.
Que hay fuera? el estar dentro. Que hay dentro? el estar fuera.

En el zazen se esta sentado sobre el cojín
con la postura correcta y en el silencio del darse cuenta
En el Qi se mueve con la corriente que pasa,
 movimientos y posturas sutiles  llevan sin resistencias
 Complementos que se suceden de manera eterna y del instante.
Cuál es uno? Cuál es otro? donde comienzan? Donde terminan?
ni comienzo, ni final sucede y transcurre sin origen, en libertad.