miércoles, 4 de octubre de 2017

Aliados Imaginales Deshilando el Sufrimiento. (Fragmento del libro)

En el interior del Silencio reside el verdadero poder de la imaginación. Organizar un tiempo y un espacio adecuado para la quietud y el silencio es esencial para conectar con aquello que espera tu permiso para fluir en tu vida y brindarte la experiencia que en ese momento necesitas. Carlos Daniel

"En uno de mis silencios llegó a mi una imagen que de manera espontánea empezó a cobrar movimiento y a expandirse. Dejar pasar palabras, pensamientos, sentimientos, deseos, imágenes es lo que aprendí en mi práctica. De acuerdo con esto solo observé aquella obra de la imaginación mientras representaba un escenario cada vez mayor. Una representación que me resultaba familiar, aunque a la vez desconocido.

Todo parecía delineado por el surrealismo, multitud de figuras individuales en múltiples formas, envueltas en una membrana transparente dejando ver dentro de ellas pequeñas esferas líquidas e hilos delgados, cortos, que flotaban libremente sin atraerse, sin repelerse solo fluían en lentitud.
Al observar mi cuerpo era similar aquellas, envuelto en una piel invisible, allí no había bocas para hablar, ni ojos para ver, ni nariz para oler, ni lengua para degustar, ni piel para rozar, aún así lo sentía todo simultáneamente .
De manera espontanea e inesperada una de aquellas figuras se acercó a mí, sentí una tristeza que me atravesó y en su membrana vi reflejada la imagen de una chica siendo atropellada por los deseos incontrolables de un hombre adulto. Escuché sus callados gritos, experimenté su cuerpo desgarrado, rocé esas lágrimas que no aparecieron, la desesperanza recorrió mi espíritu y vi como ella se enajenaba en fantasías durante aquel sometimiento. Supe que no era la primera vez, que eran muchas más atada a ese cautiverio.
Imaginé entonces que de ella brotaban cristales que envolvían su cuerpo, su corazón, su mente, mientras le llenaban de una fuerza incontenible. El cuerpo de su agresor voló lanzado por los aires, después de golpearse se levantó furioso, intento volver a acercarse, algo le detuvo el paso. La niña sentada en postura diamante, en resiliencia plena formó un círculo de cristales. Asustado y derrotado él salió corriendo, nunca jamás se supo de él.
La niña restauró su vida.
Frente a mi la figura transparente danza feliz, veo la imagen de una mujer llena de amor, muchas junto a ella liberadas e iluminadas "
Aliados Imaginales Deshilando el Sufrimiento. 
Carlos Daniel Bermúdez Pinzón