domingo, 7 de enero de 2018

Linaje de Compasión (libro) y un encuentro con Shunyazhen


   Sentado en una roca de la quebrada, así le llaman a un riachuelo en Colombia, los pies desnudos sumergidos y humedecidos por el transcurrir del agua, contemplé su imagen reflejada en la corriente, me miraba inmóvil a través de aquella transparencia, el susurro que me guío en la escritura del libro Linaje de Compasión llegó hasta mi, por primera vez reconocí su forma Shunyazhen  — dije, entonces una onda en la superficie formó una sonrisa.
   Las imágenes y las palabras que me fluían cuando escribía aquel libro, tomaron vida alrededor un trance que me mostró Naraka, los integrantes del Linaje y dejó en mi la sensación de haber entrado por un instante en la Neidena, aunque es muy vago este momento, tengo la certeza porque en un instante perdí todo contenido, todo sentimiento, todo deseo como solo es posible al estar en ella.
   En verdad soy un autor bendecido por estas relaciones transdimensionales, las canalizaciones intuitivas y por recibir el permiso de transmitirlas en la escritura de libros, provocando esos momentos en que me deslizo entre palabras convertidas en portales desde donde puedo observar lo que acontece en otras realidades. 

   A ti Shunyazhen, ser lleno de verdad, gracias por elegirme y conectarme con el linaje de compasión. Experimenté el íntimo profundo en este relato por ti susurrado que al escribirlo "me salió como salió", la esencia está mas allá de la forma de escribir y ella sabrá como toca a los seres. En mí liberó muchas cargas y ataduras de sufrimiento con avances necesarios en la vía de la contemplación. En este ahora ratifico la promesa en mi escritura soltando al universo los hilos de la verdad que se filtra entre las inspiraciones de mi propia contemplación. Es mi deber, vocación y misión compartirlas a todos los seres de todos los mundos para que accedan a las memorias de lo que son: eternamente creadores.

Querido espíritu Shunyazhen he cumplido. Te encomiendo con todas mis dimensiones acompañes estas letras en su recorrido hacia los corazones impermanentes de los lectores y escritores de la existencia;que reconozcan sus propios linajes de manera así en el libre albedrío remuevan o renueven las promesas hechas, cumplido esto fluyan en el vacío pleno de todo y nada que expande sus creaciones.

Asi es     

Carlos Daniel Bermúdez Pinzón
CDaniel Hiloszhen
Libro: Linaje de Compasión